Por Mariana Simonassi. Si nos centramos en la posición de los Nodos de la Carta Natal de Argentina, vemos ubicado al Nodo Norte en Géminis en Casa 8 y al Nodo Sur en Sagitario en Casa 2. La casa 8 aplicada a la astrología mundial, corresponde a la deuda pública, a los acuerdos financieros con otros Estados, y a nivel doméstico con los impuestos). La Casa 2 nos muestra la relación y desarrollo del tesoro, los Bancos, el presupuesto. Los recursos financieros del país (la garantía) y El Banco Nacional. La característica de la Casa 2 ubicada en el signo de Sagitario y con el Nodo Sur, tiene la particularidad de un enfoque sobre la multiplicidad de teorías marcando la dificultad de seguir una senda y evolucionar en ella sostenidamente. Sagitario es un buscador de caminos, pero, generalmente, cuando escoge uno lo hace desechando los anteriores. La dinámica de esta posición del Nodo Sur en casa 8 y en Nodo Norte en casa 2 lleva a confundir la búsqueda de libertad económica con la dependencia encubierta. Esta breve caracterización de la base de la dinámica económica financiera del país nos sirve para introducirnos en la influencia del eclipse del 21 de enero y de la Luna Nueva en Acuario del 4 de febrero pasados y evaluar la evolución.

El eclipse del 21 marcó fuertemente un final en la relación entre el Gobierno (Sol en Casa 10), y los ciudadanos (Luna en Casa 4) iniciada hace 2 años atrás en 2016.  El Eclipse se formó en cuadratura a Júpiter (en el Ascendente de Argentina) poniendo en tensión el sistema de justicia, el comercio y las finanzas del Estado. Las cuadraturas son tensiones y sobre Júpiter son una fuerte advertencia sobre cierta idealización, entusiasmo y optimismo poniendo al descubierto lo que estaba latente. La mala administración de recursos y el grado de endeudamiento por la tendencia a sobre estimar las posibilidades, propio de Júpiter en casa 1, y a aumentar la confianza en el apoyo económico proveniente de acuerdos y alianzas, posición del Nodo Norte en casa 8. La oposición de la Luna (ciudadanos) al Sol (gobierno) y cuadratura a Júpiter comienzan a generar tensiones y complicaciones en el ámbito doméstico, porque quiebra el equilibrio y confianza. Un cambio profundo en el apoyo otorgado por la ciudadanía al gobierno se une a la apertura a un reagrupamiento de las fuerzas opositoras (Luna trígono Urano).  Aquellas decisiones relacionadas con Júpiter, que como ya dijimos para Argentina están vinculadas a las finanzas y prosperidad del Estado que fueron tomadas en el año pasado (2018), cuando Júpiter se encontraba en trígono a Neptuno, comienzan a mostrar la idealización de los fundamentos que las sustentaban cuando Júpiter se cuadra con Neptuno, y esto sucedió en enero 2019.  Al momento del Eclipse 21 de enero y de la Luna Nueva del 4 de febrero , Júpiter y Neptuno se encontraban en cuadratura sobre la casa 2 (PBI, Inflación, presupuesto nacional) y sobre la Casa 6 (salud pública, trabajadores, empleo). Cuando Júpiter y Neptuno están en trígono como sucedió en 2018 son momentos para ser lo más realistas posible, porque Neptuno nubla la vista y el sentido, embarcándonos en proyectos, en este caso decisiones financieras porque está afectado Júpiter, que no son tal como se habían pensado. Esos momentos son para utilizar la creatividad y no las salidas fáciles y los cantos de sirena que el Nodo Norte en Géminis (acuerdos) en Casa 8 (endeudamiento) resuenan en una historia que ya conocemos. Link de referencia eclipses 2017.

Link eclipses 2018 referencia de 1999

La Luna Nueva en Acuario del 4 de febrero fue un llamado e inicio para la posibilidad de implementar nuevas políticas para llevar adelante un proyecto de país que dignifique la industria y la posibilidad de progreso. Se formó con la unión del Sol y la Luna en casa 5 en Acuario, asociada con el bienestar y la educación, en oposición a Marte en Leo en Casa 11 de la Carta de Argentina, dando espacio al inicio de un nuevo proyecto nacional (casa 11) que contemple a la industria como eje de desarrollo (Marte en casa 11 en Leo) a través de la reunión y unificación de la organización de partidos políticos que tengan como objetivo real estos principios. Estamos en los inicios del ingreso de Urano en Tauro, que en nuestro país refleja el cambio y modificación de los acuerdos y alianzas, porque será necesaria una revisión de los acuerdos económicos (Tauro en casa 7) que se puede plantear en Julio, pero que se hará en Noviembre.

La conjunción de Marte con Urano en la cúspide de la casa 7 y en oposición a Júpiter repercute sobre los puntos sensibles más estructurales de la composición de la Carta de Argentina que implican el gobierno, el pueblo, las relaciones-alianzas y la nación: el país como un todo, porque la semana del 11 al 14 de febrero es punto de no retorno en busca de la libertad que se consigue con la estabilidad económica (Marte ingresará a Tauro y luego en marzo lo hará Urano). Si no hay un cambio en la conducción y dirección económica (como lo marca las alineaciones que estuvieron sucediéndose), las condiciones generales de prosperidad y salud se tornarán cada vez más vulnerables y afectadas.  Urano y Marte se unen esta semana oponiéndose por tránsito a Júpiter. Por las características de esta unión tan fuerte y última por un lapso de 84 años, las acciones aceleradas y precipitadas del gobierno (Sol cuadratura MarteUrano) sosteniendo decisiones de las cuales ya podemos vivenciar los resultados, van a incrementar la polaridad gobierno-ciudadanos. La época de los personalismos e ilusiones sobre profetas tecnocráticas políticos con la fórmula mágica del crecimiento se agotó con el Eclipse de Luna en Leo del 21 de enero. Para iniciar el camino de la política con mayúsculas. Las decisiones que no contemplen el principio de realidad y las condiciones imperantes seguirán siendo desfavorables porque siguen proviniendo de una ilusión (cuadratura Júpiter-Neptuno) de estar actuando en forma correcta y guiados por principios supremos del deber ser o de fuerza mayor. La fuerza disruptiva de Urano sobre el eje Gobierno Pueblo (Casa 10 y 4) lleva al rompimiento de alianzas y esto en democracia es el rompimiento del principio de representación. Muy peligroso en un sistema democrático no porque exista la posibilidad del rompimiento del orden jurídico, sino porque con Plutón en tránsito por casa 4 hace peligrar la integridad como nación y como Estado. La Luna Nueva en Acuario junto a Lilith terminó con el estado de “culpa” impuesto como justificación de las decisiones y la situación actual como castigo y al encontrarse en Acuario, activa el letargo de los ciudadanos organizados en reclamo de legítimos derechos. El quiebre o “la grieta” ya no es un eufemismo, sino una realidad. Porque cuando las condiciones estructurales del país (Casa 4 en Capricornio) peligran, conjunción de Saturno, Plutón y el Nodo Sur, genera una reacción destinada a actuar y a accionar hacia su reconstrucción. El poder de un pueblo está en su voto. Esa re construcción implicará una toma de conciencia de la responsabilidad que implica hacerse cargo de que si se sigue buscando un profeta que se presenta como salvador-salvadora (Casa 10 en Cáncer), lo único que estaremos haciendo es delegar la responsabilidad ciudadana en un personaje (presidente o mandatario) protector (Casa 10 en Cáncer). Luego de los eclipses de este año, del del 5 de enero y el del 2 de julio, esto se hará manifiesto. El eclipse del 26 de diciembre ya presenta otras características. El gran aprendizaje es saber que el gobierno actual debería ser el último personaje carismático y fabulador que accederá al gobierno, porque parte de la reconstrucción de la estructura de los ciudadanos es la de asumir la responsabilidad de su propio destino que se construye con la elección de sus gobiernos y representantes.

El año 2019 era una etapa para llegar sin deudas, porque de por sí habrá un cambio muy fuerte en la economía mundial, Urano ingresa en Tauro el 6 de marzo. Será imprescindible cambiar las condiciones de pago de los acuerdos asumidos en 2018.  Esta situación se verá incrementada urgida por la acuciante situación del empleo y las condiciones de vida, marcada por la cuadratura del tránsito de Júpiter sobre Quirón y Putón en Casa 6 (trabajo, empleados, salud pública) vigente hasta noviembre 2019 que agranda y expande en este caso la crisis.  De Abril a Septiembre la realidad funcionará como principio de maduración de la sociedad que se verá reflejado con el eclipse del 26 de diciembre. Solo para ubicarnos históricamente, Urano entró en Tauro en el año 1927 y fue el año 1929 el de la gran caída de la bolsa de Nueva York. En ese momento Argentina era floreciente en su economía, no es el caso actual, pero dependía de insumos externos y del comercio exterior para la colocación de la producción, sobre todo de Estados Unidos e Inglaterra. Pero eran tiempos de crisis y las barreras proteccionistas se alzaron. La gran depresión del 29 caló hondo también en nuestro territorio. Recordándonos que la posición del Nodo Norte en casa 8 en Géminis, es una tendencia natural de Argentina a la dependencia de su economía y de sus ingresos del comercio o acuerdos financieros con otros a quienes creemos y confiamos como socios (Júpiter en el Ascendente en Libra)

El mes de marzo y sobre todo a partir del 6 será un mes cargado de huelgas y protestas por un enorme sentimiento de opresión de la población (Saturno y Plutón en conjunción con la Luna) y es muy probable que surja una figura masculina como nuevo líder de la oposición (Marte en Tauro sobre casa 7) pero no como personalismo sino como representante de un consenso político que lo trascienda, y que tendrá mayor exposición pública a partir de Abril- tendremos que estar atentos a los sucesos que vayan transcurriendo de Mayo a Junio. Porque principios de Julio trae cambios.